7 de octubre de 2010

Cerca de los cuchillos


Es esta el alma suave que esperaba,
esta es el alma de hoy, sin movimiento,
como si estuviera hecha de luna
sin aire, quieta en su bondad terrible.

Cuando caiga una piedra
como un puño
del cielo de la noche
en esta copa la recibiré:
en la luz rebosante
recibiré la oscuridad viajera,
la incertidumbre celeste.

No robaré sino este movimiento
de la hierba del cielo,
de la noche fértil:
sólo un golpe de fuego,
una caída.

Líbrame, tierra oscura, de mis llaves:
si pude abrir y refrenar
y volver a cerrar el cielo duro,
doy testimonio de que no fui nada,
de que no fui nadie,
de que no fui.

Solo esperé la estrella,
el dardo de la luna,
el rayo de piedra celeste,
esperé inmóvil en la sociedad
de la hierba que crece en primavera,
de la leche en la ubre,
de la miel perezosa y peregrina:
esperé la esperanza,
y aquí estoy
convicto
de haber pactado con la tempestad,
de haber aceptado la ira,
de haber abierto el alma,
de haber oído entrar al asesino,
mientras yo conversaba con la noche.

Ahí viene otro, dijo ladrando el perro.

Y yo con mis ojos de frío,
con el luto plateado
que me dio el firmamento,
no vi el puñal ni el perro,
no escuché los ladridos.

Y aquí estoy cuando nacen las semillas
y se abren como labios:
todo es fresco y profundo.

Estoy muerto,
estoy asesinado:
estoy naciendo
con la primavera.

Aquí tengo una hoja,
una oreja, un susurro,
un pensamiento:
voy a vivir otra vez,
me duelen las raíces,
el pelo,
me sonríe la boca:
me levanto
porque ha salido el sol.

Porque ha salido el sol.


Pablo Neruda

7 comentarios:

  1. Un hermoso poema de Neruda, como tantos otros. Un poema que nos hace renacer de cada caida, de cada lágrima, despertando al son de la primavera.

    Paco, donde yo vivo no luce demasiado el sol y la primavera y el verano son más bien cortos. No existe esa luz del sur que lo llena todo de alegría y te invita a sonreir.
    Pero en cada caida me obligo a levantarme, en cada día lluvioso a desperazarme y vivirlo, y si de alguna manera puedo revivir mis recuerdos sin tanto dolor mirar mi cielo y mi mar y fundirme en y con ellos.

    Gracias por éste poema que has aportado. Hay muchos y muy buenos poetas pero Neruda quizá es de los primeros que llegó a mis manos.
    Un beso, y un aupa! que se puede (aunque mal) con el viento del norte.

    ResponderEliminar
  2. Es maravilloso, muy intenso.
    gracias por compartirlo
    pury

    ResponderEliminar
  3. Me parece fantastico, tan real....buenisimo Pablo Neruda. me he subscrito, pasate y suscrivete por el mio.
    peanutsongs.blogpot.com
    bsos!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de leerte de nuevo y de volver a entrar en tu blog.
    El gran Neruda, el gran poeta.
    Lo importante cuando caemos es volvernos a levantar...¿quién dijo que la vida era fácil?.

    Besosy sonrisas

    ResponderEliminar
  5. HOLA FRANCISCO GRACIAS POR TU VISITA VENGO A DEJARTE UNA FELIZ NAVIDAD YA SE QUE HAS PASAO MUCHO Y NO TENDRÁS GANITAS DE NÁ PERO MIRA PIENSA QUE DESDE EL CIELO A TU MADRE NO LE GUSTARÁ VERTE ASI TE DIRÉ UNA COSITA MI MADRE SE LA LLEVÓ DIOS UN 24 DE NOVIEMBRE Y AUNQUE HACE MUCHOS AÑOS AUN ME DUELE HABERLA PERDIO PERO ESPERO QUE COMIENCES EL 2011 CON ANIMO Y PODAMOS LEERTE QUE TENGAS UN DIA DONDE TU ESPIRITU HAGA SENTIRTE MEJOR Y ANIAMAO PA SEGUIR BESITOSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  6. Es de Neruda?! no tenia idea!!.. esta muy hermoso!!.. cualquier dia de estos que vea un libro de él lo voy a comprar. está hermoso :)..
    Te sigo :)
    pasa por mi blog si quieres :)
    http://aunquedatiempo.blogspot.com/

    ResponderEliminar