30 de marzo de 2009

Para tí amigo...

Grité a los cuatro vientos y el silencio me devolvió sólo un eco de estrellas. Con el infinito a cuestas quise recostarme en el olvido, pero mis recuerdos abrieron una brecha de sangre entre las venas desiertas de los días y las esperas.

Y allí me di cuenta que no existía ni el silencio, ni el olvido. Que el silencio habita las palabras y el olvido apenas es un borrón de la vida. Que los ecos trascienden las estrellas y que el infinito me trae la magia de las distancias sin barreras.

Porque mis versos son como el agua cayendo desde el cielo, besan la tierra, recorren senderos, riegan el alma y te dejan abrevar en sus riberas.
¡Por ti grito, para ti son mis poemas!

Liliana G.

(Dedicado a todos sus amigos, entre los que tengo la suerte de estar yo, gracias Liliana)
Para ir al blog de Liliana G.: Bitácora de vuelo

8 comentarios:

  1. Un precioso poema realmente. me pasare por su blog. Un saludo. =)

    ResponderEliminar
  2. Si ya estuve es preciosisimo
    el poema
    besos y amor
    je
    je
    je

    ResponderEliminar
  3. Razel...me alegra que te guste es fabulosa escribiendo, si te pasas no te arrepentirás.

    Saludos
    hs

    ResponderEliminar
  4. Sede...Sí, ya te ví por esos lares...
    Besitos
    hs

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué sorpresa Francisco! Me he quedado maravillosamente asombrada...
    Te doy las gracias de todo corazón, amigo querido.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Gracias por qué?¿Por airear tu poema para que esparza su belleza del uno al otro confín?
    Gracias a tí creadora
    Besos
    hs

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué dulce que sos! Puedo crear porque tengo amigos que me inspiran...
    Besos.

    ResponderEliminar